9 copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

Los primeros diez años de vida de Centro Sefarad-Israel resultaron una magnífica ocasión para reunir a sus personas e instituciones más allegadas. Representantes de las comunidades judías, alcaldes de varias ciudades españolas, diplomáticos naciones e internacionales, y muchas decenas de amigos de Centro Sefarad-Israel se reunieron en una velada veraniega que transcurrió en el jardín del Palacio de Cañete.

1 copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

4d copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

2 copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

4b copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

4c copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

Una primera parte de tono más institucional arrancó con el discurso de bienvenida de Miguel de Lucas, Director General de Centro Sefarad-Israel quien subrayó el privilegio que supone contribuir a la difusión de la cultura judía en España y dio pie a los representantes del Consejo Rector de nuestra institución: Luis Cueto (Coordinador General del Ayuntamiento de Madrid), Cristina Cifuentes (Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid) y Alfonso Dastis (Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación) fueron desgranando las franjas de colaboración de Centro Sefarad-Israel con sus respectivas entidades. Entre medias habló Daniel Kutner en calidad de Embajador de Israel, leyendo la reseña que uno de los principales diarios de su país dedicó diez años atrás a la fundación de la entidad hoy homenajeada.

Asimismo el propio Miguel de Lucas entregó el premio “Corona de Esther” que cada año otorga Centro Sefarad-Israel a personas que se signifiquen por sus valores y por su sensibilidad hacia el pueblo judío. En esta ocasión el premio se concedió a Mayte Pagazaurtundúa, eurodiputada y persona muy significada en la defensa de las víctimas del terrorismo. Su discursó exploró un paralelismo entre los judíos expulsados en 1492 y los vascos obligados a dejar su tierra por el extremismo nacionalista.

5 copia

La música y el humor judío tomaron la escena en una segunda parte: con el actor Sergio Pazos en el papel de Groucho Marx se llevó a cabo un recorrido por el vodevil, la música klezmer a cargo de Desvariétés Orquestina, la música sefardí del zanfonista Paco Díez, y el eco de cantautores como Bob Dylan y Leonard Cohen.  Una fórmula en definitiva de rescatar algunas aportaciones contemporáneas de creadores judíos y de agregar al tiempo una nota festiva a una jornada muy emotiva para todas las personas que forman parte de Centro Sefarad-Israel.

 

6c copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 
7 copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

8 copia Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

10 copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

13 copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 
12 copiaFoto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

14 copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

6 copia Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

6b copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

11 copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 
16 copiaFoto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

18 copia

Foto: Javier Shejtman / Casa Sefarad 

IMG_1810

Para Desvariétés Orquestina, el premio al miembro del público más animado se lo llevó la fabulosa y muy simpática Embajadora de Polonia, ¡que no dejó no golpear los pies y chocar las palmas durante nuestra actuación!
IMG_1814IMG_1828

Con la Vicepresidenta la Asociación “Amigos de Israel en España”, la muy encantadora Eva García Ron

IMG_1811